MENU CLOSE

Descubra Portugal: hogar de más de 250 variedades autóctonas

Portugal tiene más de 250 variedades de uva autóctonas que explorar, junto con una increíble variedad de clones dentro de cada una de estas variedades. Es esta misma diversidad la que sitúa a Portugal en una buena posición para los futuros cambios climáticos y para un consumidor más interesado en explorar nuevos varietales. Pedimos a Dirceu Vianna Junior, el primer varón sudamericano en obtener el título de Master of Wine (2008), y galardonado con el Premio Viña Errázuriz a la excelencia por la ponencia Business of Wine, su opinión sobre los varietales autóctonos de Portugal. Después de tres décadas de experiencia en diferentes sectores de la industria del vino, fundó Vianna Wine Resources, una empresa que asesora a empresas vinícolas de toda Europa, África y Sudamérica. También es juez de vinos, educador, escritor y conferenciante habitual en eventos vinícolas de todo el mundo.

 

ASI: Los productores de todo el mundo están volviendo a las variedades autóctonas por diversas razones. ¿Crees que la fidelidad de Portugal a las variedades autóctonas le da una ventaja sobre otros países, regiones que quizás aceptaron más ampliamente las variedades internacionales en los años 80, 90 y 2000?

Dirceu Vianna Junior: A medida que empezamos a ver que los consumidores se interesan y se involucran más con los productos de valor del vino que son exóticos, tienen procedencia y grandes historias, Portugal es ciertamente uno de los países que está bien posicionado para satisfacer la necesidad de vinos que son auténticos y ofrecen un valor excepcional. Hasta ahora, ha sido un reto vender vinos elaborados con variedades de uva menos conocidas, pero a medida que crece el apetito por lo nuevo e interesante, veo que esto se convierte en una ventaja. El reto en términos de marketing y comunicación es centrarse en las adecuadas, ya que hay muchas para elegir.

 

ASI: ¿Una de las razones por las que los productores de vino están volviendo a las variedades autóctonas/ancestrales es como reacción al cambio climático? ¿Cómo crees que está posicionado Portugal, en su conjunto, como resultado de su riqueza en variedades autóctonas para futuros cambios climáticos?

Dirceu Vianna Junior: Portugal cuenta con más de 250 variedades de uva para explorar, por no hablar de una increíble variedad de clones dentro de cada una de ellas. Por ejemplo, sólo se utiliza un pequeño número de clones de Touriga Nacional. Esta variedad cuenta con cientos de clones que se pueden seguir explorando con distintos fines. Además, las variedades blancas como Avesso, Arinto, Encruzado y Rabigato y las tintas como Tinta Grossa, Sousão y Tinta Cão son capaces de conservar buenos niveles de acidez en condiciones cálidas. Estas variedades serán buenas armas para superar la amenaza del cambio climático en el futuro. Es interesante saber que la mayoría de estas variedades y sus clones han sido estudiados, catalogados y son conservados por una institución competente llamada Porvid. Todavía queda trabajo por hacer para mejorar nuestro nivel de conocimiento de estas variedades y clones, pero en general creo que la industria portuguesa está mejor preparada contra el cambio climático que la mayoría de los demás países productores de vino. Esto es una buena noticia para el consumidor, ya que hay una promesa continua de vinos emocionantes.

 

ASI: ¿Has observando un cambio varietal en algunas de sus regiones de una variedad autóctona a otra o de variedades internacionales a autóctonas?

Dirceu Vianna Junior: Ciertamente. Portugal es un país dinámico y los productores no se quedan quietos. En Portugal hay de todo. Las zonas tradicionales, como Douro y Dão, parecen preferir conservar sus variedades locales, lo cual es estupendo. Sí, es posible encontrar Syrah e incluso Grüner Veltliner en Douro, pero es una excepción. Hay una mayor penetración de variedades internacionales como Sauvignon, Chardonnay, Syrah, etc. en zonas como la Península de Setúbal, Lisboa y Alentejo. En cualquier caso, no considero que estas plantaciones de variedades internacionales supongan un cambio importante, sino que se suman a la rica gama de variedades autóctonas que posee Portugal, y seguirán siendo una pequeña proporción de las plantaciones en el futuro.

 

ASI: Portugal alberga cientos de variedades de uva autóctonas. Algunas, como la Touriga Nacional y la Alvarinho, por ejemplo, son muy conocidas. ¿Crees que se prestará más atención a algunas de las variedades autóctonas menos conocidas? Aunque Portugal cuenta con cientos de variedades autóctonas, ¿crees que hay algunas que quizás ahora crecen de forma silvestre, o forman parte de mezclas de campo, y que pueden cobrar más importancia en el futuro? 

Dirceu Vianna Junior: Me gustaría pensar que así será. Portugal es un país de pequeños productores. Los costes de producción son elevados, por lo que sería imprudente intentar competir con otros países productores de vino donde el coste de la tierra y la mano de obra es más barato. Para ser sostenible, Portugal debe seguir centrándose en ofrecer vinos auténticos, de gran valor y diferentes. Con un número tan grande de variedades, hay mucho que explorar. No importa cuántas veces visite Portugal; siempre aprendo algo nuevo y pruebo variedades que no sabía que existían, como Vital, Jampal, Folgasão, etc. Esto es realmente emocionante para los compradores y los sommeliers, y estoy seguro de que desempeñarán un papel fundamental a la hora de ayudar a los consumidores a descubrir muchas de estas joyas en el futuro.

 

ASI: ¿Observa alguna tendencia en la elaboración de vinos en relación con las variedades autóctonas? Por ejemplo, ¿se están alejando los productores de la barrica y adoptando recipientes de fermentación y envejecimiento menos evasivos en un deseo de mostrar el varietal y el terruño?

Dirceu Vianna Junior: Parece que es así y creo que tiene sentido explorar nuevas variedades utilizando técnicas de vinificación más suaves para que el productor pueda identificar mejor las características varietales. Es una parte importante del proceso de aprendizaje que puede conducir a desarrollos y vinos emocionantes. Esto no significa necesariamente que la elaboración de vinos sin intervención sea lo más adecuado a largo plazo, ya que algunas variedades funcionan mejor en roble, especialmente en recipientes más grandes y antiguos, donde el roble añade textura y complejidad sin oscurecer el carácter varietal. Este es el caso de Encruzado, por ejemplo. Se trata de una maravillosa variedad blanca de Dão que, cuando es joven y sin roble, suele ser neutra y carece de encanto. Se comporta maravillosamente cuando se vinifica con un suave beso de roble y se le permite desarrollarse en la botella. Hay una tendencia por parte de algunos profesionales a pensar que las intervenciones durante la vinificación son malas. Yo estoy a favor de experimentar para acumular conocimientos que ayuden a tomar decisiones basadas en hechos y en la ciencia. Está bien interferir lo menos posible, pero el vinicultor debe asegurarse de que el vino es sólido, consistente y dará placer a los consumidores.

 

ASI: ¿Cuál es el papel del sommelier a la hora de contar la historia de las variedades autóctonas al consumidor final? ¿Has comprobado que los sommeliers son receptivos a los vinos portugueses elaborados con estas variedades autóctonas?

Dirceu Vianna Junior: El papel del sommelier a la hora de contar las historias de las variedades autóctonas al consumidor es esencial. Descubrir algo nuevo forma parte de la experiencia de salir a cenar, pero la mayoría de los consumidores no tienen los conocimientos ni la confianza para explorar por su cuenta. Los mejores sommeliers, los que combinan la curiosidad por lo nuevo con la humildad de aprender siempre, son increíblemente receptivos y a menudo se sorprenden de lo que Portugal puede ofrecer.

 

ASI: Teniendo en cuenta la fidelidad de Portugal a los varietales autóctonos, ¿crees que esto ha supuesto una ventaja para Portugal a la hora de establecer vínculos bien conectados entre los varietales autóctonos y los maridajes locales? ¿Cuáles son los maridajes clásicos entre variedades autóctonas y alimentos?

Dirceu Vianna Junior: Portugal tiene fama y vínculos bien establecidos entre las variedades autóctonas y los maridajes locales. Uno de los ejemplos clásicos es el de Bairrada, donde el cochinillo asado se sirve junto a un espumoso Blanc de Noirs de Baga que ayuda a refrescar y limpiar el paladar. Otro ejemplo de maridaje entre variedades autóctonas y alimentos locales procede del norte del país. La anguila, que suele estar en temporada entre enero y abril, se sirve con los vinos tintos de Vinhão, de color intenso, afrutados, ligeros y crujientes.  Dicho esto, es importante tener la mente abierta y explorar el vino portugués con cualquier tipo de comida disponible en el mundo. La variedad de aromas, sabores, texturas y diferentes niveles de acidez son compatibles con la mayoría de los tipos de cocina. Esto es lo que hace que Portugal sea tan especial y que nuestro trabajo sea tan interesante.

 

English Français Español